En este artículo, le mostraremos cómo criar y mantener los zánganos en las colonias de abejas.

Durante los seis meses que dura la temporada de apareamiento, se necesitan una gran densidad de zánganos maduros y de calidad en las áreas de las estaciones de apareamiento, para garantizar el éxito de la fecundación.
Las colmenas que participan en este proceso son seleccionadas la temporada anterior y su evaluación se basa en los siguientes criterios:

 •  Mansedumbre
•  Gran producción de miel
•  La rápida expansión de la colonia
•  Ausencia o baja tendencia a la predisposición a consumo excesivo
•  Resistencia a enfermedades
•  Tranquilidad de la abeja en los cuadros
•  Construcción rápida de panales
•  Baja tendencia a la propolización

En esta época, se ponen marcos con lámina de celdilla de zángano que se colocan en medio del nido de cría de estas colmenas de la siguiente manera:

Normalmente, después de cinco días ya hay huevos y larvas en el primer cuadro, este se pasa con la cría al cuerpo superior (usamos colmenas de alzas), que está separado del cuerpo inferior por el excluidor y un nuevo panal se introduce en su lugar.

Después de 5 días, se agrega la segunda lámina, solo si la primera fue construida y con puesta.
Si esto no se ha producido, significa que la colonia no está en predisposición natural para desarrollar zánganos. Como remedio, se meten los cuadros de crianza en otras colmenas para repetir y complementar el proceso.

El primer panal se introduce 40 días antes de que se implanten las larvas de apareamiento. Simultáneamente a esta operación, se comienza alimentar la colmena con jarabe 1/1 para alentar a las abejas a construir panales nuevos, y la reina comience la puesta.

Este proceso se repite cada 5 días hasta que las colmenas reciban hasta 4 cuadros de este tipo a la vez. Si la colonia no es lo suficientemente fuerte como para resistir este nivel de producción de gelatina, nos detenemos en un menor número de panales o se ayuda con población joven de otras colmenas.
Recordemos  que están separados los dos cuerpos, las larvas de abejas y zánganos se alimentan en el cuerpo superior, y la reina será estimulada para que se emplee más a fondo en la puesta de huevos en el panal de zánganos recién introducido.

Insta-500x406

Mientras la colonia está en un ciclo de cría de zánganos, también se permite que la reina tenga puesta de obrera en la parte inferior para mantener constante la población de abejas. Por lo que se lleva un programa de revisión integral de cámaras de cría, específico para este proceso. Una vez más, mencionar que sin una alimentación constante,  NO SERÍA POSIBLE el crecimiento de la cría de esta manera.

Una vez que los cuadros están cubiertos de cría,  el cuadro que esté más cerca de eclosionar, puede ser trasladado a otro lugar cuando sea necesario, o podemos mantener en la misma estación de apareamiento. Si se retira la colmena, otra nueva colonia de abejas debe ocupar su lugar en este ciclo.

 

Por lo tanto, pasamos a la segunda etapa, es decir, la formación de colmenas que alojan zánganos.

Estas colmenas están estructuradas de la siguiente manera:

•  2 cuadros con miel y polen
•  5 cuadros de néctar de abeja trabajando
•  3 cuadros con de zánganos
•  un número de abejas proporcional
•  una reina virgen en la jaula

6.000 zánganos que eclosionarán, tendrán condiciones óptimas de desarrollo. En esta situación, las colonias recién establecidas deben estar en las mejores condiciones naturales para alimentar y mantener a los zánganos sin restringir su número.

Se pondrán tantas colmenas como sea necesario para obtener la saturación de zánganos, que dependerá de la cantidad de núcleos de fecundación que pongamos en la estación de apareamiento.

A lo largo de los años, se ha observado que las reinas al alejarse en el vuelo nupcial del área de vuelo de la estación de apareamiento, a veces son atraídas y aceptadas por estas colmenas sin la madre. Así que decidimos usar una rejilla de reina en la piquera hasta el momento de la maduración de los zánganos.

Después de completar este ciclo, la reina virgen es removido porque ya es demasiado vieja para fecundarse correctamente, y antes de que sea demasiado tarde, estas colmenas recibirán reinas fecundadas, y en su lugar se pondrán otras colmenas de nueva creación.

Por el momento, tenemos que viajar decenas de kilómetros para protegernos de nuestros vecinos apicultores. Estos crían reinas sin selección que producen zánganos de mala calidad. En este sentido, nuestro gran deseo es que la mayoría de los apicultores, nos ayuden practicando el sistema anterior, e intenten hacer una selección no solo de “madre” (reina), sino de “padre” (zánganos), porque solo así se puede enriquecer la calidad del material genético, incluso aunque el porcentaje de sus zánganos no es suficiente para cubrir toda el área. Los buenos resultados empezarán a estar visibles al año siguiente. Además si tienes vecinos apicultores que no practican la “selección” pídeles que para hacer sus enjambres, acepten tus sobrantes. Sera un gran avance para ambos apiarios.
Apis Donau 1905

Apis Donau 1905